Food Inc.

Hace tiempo ya que dejé el activismo vegetariano, si es que alguna vez lo tuve. Y sin embargo, sigo pensando que matar animnales para comérselos no está bueno.
Y cuando digo matar, debería decir, en gran medida, mandar a matar, porque yo no conozco mucha gente, diría nadie, que mate su propia comida. Y si alguien lo hace, pues allá él. La mayoría de nosotros vamos al super o a la carnicería, y compramos pedazos de, partes de, de tal o cual modo.
A estas alturas, como digo, dejé el activismo, pero sigo pensando que si te gusta el durazno, debés bancarte la pelusa.

Food Inc es una película, más bien un documental, que todos deberían ver. No por la calidad, que es en sí muy buena, sino porque todos tienen que ver qué es lo que comen, por qué lo comen como lo comen, al precio que lo comen, así de simple como lo comen, en una bandeja de supermercado. Si no vas a tener el coraje de enfgrentarte a la vaca y matarte con tus propias manos, al menos bancate ver un documental de una hora y media donde te muestran como las matan; pero también cómo viven (si es eso vida). En el caso de los pollitos (después se llaman pollos directamente) podés ver el asunto desde el principio, deesde que nacen, hasta que mueren, una pocas semanas después. Lo mismo con los chanchos, y demás.
Esto por el lado del existencialismo: sé libre, elegí, pero sabé lo que elegís.

Pero hay otro costado también. El de los productos de mala calidad, el de los monopolios, el de una industria que usa y abusa de sus empleados (y de sus consumidores, y estos que alimentan el círculo), el de los operarios de fábricas trabajando de manera infrahumana (¿casi animal?), el de los conservantes, los aditivos, los tomates sin sabor a tomate, el de las frutas y verduras que crecen todo el año... en fin, esas cosas que sabemos pero nos olvidamos, porque mejor así que vivir pensando en lo que comemos.

Notarán si la ven que la película, con todas sus buenas intenciones, no puede dejar de ser yanqui. Sin embargo, les recomiendo que eviten quedarse con eso, y traten de ir un poco más allá.
Recuerden que votan y eligen cada vez que van a comprar.


2 opiniones :

Fender Gebiet dijo...

Yo la vi recientemente. Debería verse en un combo con "Fast Food Nation" y "Super Size me". Están las tres muy conectadas.
Por el lado de la visión de los monopolios hacia sus consumidores, hasta le agregaría Maxed Out, la película que se adelantó casi dos años a la crisis actual y que, desde el punto de vista económico, complementa las otras tres.

Subjuntivo dijo...

Ah, esas otras no las vi; tenía el dato de Super... pero tenía entendido que era otra cosa (o sea, iba al tema de la comida, pero más por el tema de la salud, la gordura, y qué tonto puede ser el yanqui promedio.)

Por Tres Monedas © 2009
design & code Quite Random