Dos potencias se saludan

Ya era hora de traerlos por aquí.

Cuentan que cuando se conocieron, el pequño lo miró al grandote un buen rato, como si fuera un árbol muy grande, y tras un largo silnecio dijo "Yeah..." Y fueron amigos por siempre, hasta que, quiso el destino, el árbol, que no hacía tanto había perdido su sol, cayó vencido.
Estarás con nosotros por siempre, amigo.





3 opiniones :

gerund dijo...

grandes grandotes grandísimos

Fender Gebiet dijo...

No sabia que existía este video...

Mil gracias... Ya lo descargué y está en el apartado "joyitas"...

Subjuntivo dijo...

No, gracia'vo.



S.

Por Tres Monedas © 2009
design & code Quite Random