Un muchacho muy extraño

Martín Ríos tiene 27 años, vive en Belgrano con sus padres y su hermana, estudia veterinaria, y hay varios motivos para creer que es el “tirador de Belgrano”, quien hace días abrió fuego contra las personas que caminaban por la Avenida Cabildo, matando a un pibe de 18 años e hiriendo a otras personas.
Martín fue detenido el viernes en Munro, y las pruebas en su contra fueron apareciendo y encajando rápidamente. Los medios se hicieron eco inmediatamente. Los diarios del Domingo (al menos Clarín, Perfil y La Nación) reproducen testimonios de sus vecinos.
Uno de los vecinos dice que compraba “bebidas para deportistas o gaseosas, pero nunca con alcohol”. El encargado del kiosco al cual iba regularmente Marín indica que “Si tuviera que hacer una lista de los clientes que vienen acá, te diría que él debe haber sido el más correcto.” Nos dice que es “muy extraño”, y justifica: “Su manera de actuar es rar, como con exceso de formalidad, callado. Hace cinco años que lo atendía poer nunca me dijo su nombre. Parecía una persona muy educada, pedía todo dos veces ‘por favor’.”
A su vez, su vecina del tercer piso, Marta, comentó que “Ese chico es como una planta. Nunca habla con nadie, muy extraño, va en el ascensor con los auriculares puestos y siempre con esas perras. Se pasaba tardes enteras mirando por el balcón que da a Kramer.”
Resulta evidente entonces que el muchacho tenía sobrados motivos para ser el asesino: era muy correcto, no tomaba alcohol, pedía las cosas por favor, miraba mucho por el balcón, usaba auriculares en el ascensor, y sacaba muy seguido a pasear a sus perras (en resumen, era como una planta.)
Tenemos aquí no sólo un manual para reconocer potenciales asesinos por el método del “Muchacho muy Extraño”, sino también una valiosa pieza a la hora de tener en cuenta qué debemos evitar si no queremos descollar en las listas de personas peligrosas de nuestros vecinos.

4 opiniones :

maldita dijo...

short and perfect
(aunque te podrías haber extendido un poco más y hubiera seguido siendo perfect)

Romau dijo...

La verdad que con este tema se escucharon tantas pavadas...
Te recomiendo en la Inrocks de agosto la nota: Crimen y ficción de Juan Becerra. Habla de los especialista que dicen que estaba claro el perfil del pibe porque leía a Poe y jugaba al Counter...

Subjuntivo dijo...

Yo escribí esto a tres días de que lo enceuntren. Tal vez hoy cambiaron las cosas. Pero es muy loco leer que todos los diarios se hacen ecos de los absurdos prejuicios de la gente. Que si escucha tal o cuál música, que si lee tal o cual cosa...

Marylin Manson, Salinger, el Counter Strike... cuántas víctimas más de las idioteces de unos cuántos?


Gracias por pasar!
S.

matias leonel dijo...

digamos que...
hay que ver que diarios publican que cosas.
el eco no solo posee sonido, tambien posee color (bastaaante tirando al amarillo).
la prensa de hoy se puede comparar con los hilos de un titere...
que maneja el poder.
(o, quien tenga la guita para manejarla).-

respecto a lo "extraño" del chico.
la verdad, conoci personas asi...
pero que en realidad no se bancaban a los vecinos, y hacian lo posible para tener la menor relacion posible.

todo es relativo.

no hay manera de ver "la potencialidad de asesinar" en alguien.
hasta que deja ver ante todos que es un asesino.

(exceptuando, claro esta. a bush... que por herencia, tenia ese potencial en los genes).-

un abrazo.-

PD: lo que me da por las pelotas es que si muere alguien asesinado en lugano nadie dice nada. llamese lugano, constitucion, floresta o lo que fuere. ahora.. matan a alguien en belgrano y es como si le hubieran tocado el orto al mismisimo presidente. eso me enerva. la vida vale lo mismo para todos.-

Por Tres Monedas © 2009
design & code Quite Random